Mujeres enójense! Feliz día de la mujer! :D

Hoy es el día internacional de la mujer y para variar no tengo internet en mi casa debido a un problema con las recientes tormentas en la Toscana, entonces tuve que arrastrarme en mi día libre a estar en un cáfe a unas calles de mi casa (Pero me esoty tomando un extraño cáfe de canela que me está calentando el alma 😛 .) Sin embargo con esta lluvia y mis recientes reflexiones sobre la vida, estuve intentando pensar en un artículo digno para celebrar este día tan importante para las mujeres. Y es que a decir verdad, este día se volvió importante para mí desde que llegue a Italia, donde por fortuna regalan ramos de flores en la calle a las mujeres, te hacen descuentos en las tiendas y te dejan entrar gratis a los museos jeje. En mi adolescencia en México el día de la mujer era sólo un día más para mí y sin embargo estando lejos de de mi país fue como en verdad logré apreciar esta festividad que tanto nos merecemos.

Aquí me di cuenta, desgraciadamente,  que mientras más grande mi independencia crece, existen límites de la sociedad que llegan a pegarte en la cara sólo porque soy mujer. El sexismo no era un tema en el que pensaba mucho cuando era niña, siempre estuvo allí pero nunca fue lo suficientemente importante para mí como para considerarlo algo grave. Pero hoy, después de voltear hacía mi pasado y reflexionar en mi futuro, me doy cuenta que gracias a ser mujer he aprendido una de las lecciones más valiosas de mi vida: Enojarme.

De pequeña tenía un caracter muy fuerte, y solía ser advertida muy frecuentemente de que eso no me traería nada de bien en mi vida. Escuché repetitivamente “El que se enoja pierde” cada vez que los niños en la escuela me molestaban y yo regresaba con el chisme a mis padres. Para mis maestros era una “terca” y para mi familia “una histerica” cada vez que expresaba que no me gustaba que minorizaran mis opiniones por ser joven. Mis melodramas eran “etapas” y mis reclamos eran “ingenuos”.  Incluso una vez llegue a escuchar que jamás me casaría si seguía hablando de más. Cuando no estaba de acuerdo con una cosa que hacia mi padre, mi abuelo, mi hermano o un amigo siempre tuve la misma respuesta:“Déjalos, son hombres.”  Pero nadie le dijo nunca a un hombre no decirme “histerica” cuando le digo que sus comentarios me ofenden, nadie le enseñó que el hecho de que esté molesta no tiene nada que ver con mi periodo o que en el caso que lo sea entonces el problema sea sólo un “dramita.” Nadie lo hizo. Eso me encabronó. Y fue la mejor decisión que pude haber hecho en mi vida.

Yo me enojé, apesar de que me dijeron que no lo hiciera. Cuando mis amigos me molestarón me enojé y me defendí. Cuando un hombre me ofendió y me trató de una manera que yo consideré ofensiva e irrespetuosa me enojé y le enseñé por las malas que el hecho de que me enoje no me hace menos femenina y TAMPOCO es sinónimo de berrinche. El día en que mis opiniones no fueron escuchadas debido a mi edad, a mi sexo, a mi personalidad, me enojé e hice que mi voz ganara fuerza para debatir a quienes la contradecían con argumentos diminuitivos. El día en que mi padre me dijo que no iría a París, estudié frances y guardé dinero en el caso que lo necesitará. Cuando mi hermano necesitó ayuda no me retiré porque “no me correspondía” y lo ayudé con  lo que tenía. Cuando por ser mujer pensaron que siempre necesitaría ayuda para hacer cosas grandes publiqué mis libros para demostrar que tenía cosas que decir y que eran diferentes a la de los demás.  Cuando todos pensaron que era histérica se los demostré enojandome más y más y más hasta que logré conocer mis límites y marcar mis fronteras con las cosas que simplemente no me gustan, haciendo respetar y aprendiendo que sólo enojandome puedo reflexionar las cosas y hacer que cambien. Cuando un hombre a los 18 años no es “muy joven” para vivir en otros país, yo me fuí a otro continente.

Enojarse es el comienzo de todo cambio. Por eso mujeres…enojense. Estudién proque les molesta algo y reflexionen si es problema suyo o de los demás. Háganse respetar, si su voz no se escucha entonces gritén, si su vida se hace pequeña entonces háganla grande y retense así  mismas. Pero lo más importante: Si nadie cree en ustedes, entonces ustedes crean en si mismas. Porque somos asombrosas, fuertes, hermosas e inteligentes. Podemos ser todo lo que queramos ser y si alguien les dice lo contrario…enojense. Enojense mucho.

Feliz día de las mujeres a todas las hermosas chicas que luchan todos los días por hacerse escuchar en este mundo tan ruidoso!

¿Quienes son las mujeres más inspiradoras en su vida?

Pará mí mi abuela Tete y mi Mamá.  Las amo.

Díganme en Facebook
Platiquen el chisme en  Twitter
Pónganlo en  Tumblr
o simplemente déjenme un comentario aquí abajo 😀

 

Su mujercita,

J.E

6 comentarios en “Mujeres enójense! Feliz día de la mujer! :D

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s